¿Qué pasará con BVL, tipo de cambio y bonos este año?

0
91

Los activos peruanos presentarían todos los fundamentos para volver a ser rentables este año. Solo el riesgo político podría opacar las proyecciones, según los expertos.

Las buenas perspectivas de crecimiento de la economía global y el fin de los programas de estímulo monetario en las economías avanzadas favorecerían las inversiones en acciones frente a los bonos.

En esta coyuntura, Javier Gutiérrez, vicepresidente de Soluciones de Portafolio de Credicorp Capital, sostiene que las más beneficiadas son las bolsas de países de mercados emergentes, entre estas las de Latinoamérica.

Según el ejecutivo, las bolsas de Asia registraron el año pasado un crecimiento “bastante excepcional”, lo que ha hecho que sus acciones estén “un poco caras”, inclinando la balanza hacia bolsas latinoamericanas como la peruana.

“Latinoamérica, a pesar del crecimiento que ha tenido, todavía no se encuentra en niveles tan caros como el resto del mundo. En el caso del Perú, el contexto externo es muy positivo para la renta variable”, señala.

No obstante, agrega que la tendencia positiva para la bolsa local podría revertirse con el aumento del riesgo político y una eventual caída de los precios de los metales.

En cuanto a las acciones locales con mejores proyecciones de crecimiento, en este año se encontrarían las de las mineras polimetálicas y las vinculadas al sector construcción.

Marco Alemán, analista de inversiones de la casa de bolsa Kallpa Securities, sostiene que el primer grupo de acciones se vería influenciado por las expectativas de subida del precio del cobre y otros metales como el zinc.

El segundo grupo, agrega, estaría influenciado por el crecimiento del sector construcción, que continuaría su tendencia creciente en línea con la recuperación de la inversión pública y privada.

“Si al cobre le va bien, le va bien al Perú”, dice.

El año pasado, el índice de acciones del sector minero registró un incremento anual de 43,13%, en tanto el índice de empresas de construcción cayó 10,34%.

METALES
Por el lado de los metales, el crecimiento robusto de la economía global también favorecería la rentabilidad de sus precios. En ese sentido, el banco de inversión Credit Suisse afirma que el repunte de los metales básicos en el 2017 trajo un importante optimismo inversor, por lo que en este año los precios promedio deberían aumentar.

En la misma línea, la gestora de patrimonios BlackRock indica que a medida que crece la economía en el mundo, también lo hará el precio de los metales industriales como el cobre y el zinc.

La firma argumenta que la disciplina de gasto de capital y las reformas del lado de la oferta de China apuntalarán los precios de los metales este año.

“El aumento de los vehículos eléctricos ha mejorado las perspectivas para el cobre y para productos de nicho como el litio, el cobalto y el grafito”, anota BlackRock.

“El gasto en infraestructura en China seguirá siendo clave para los precios de los metales básicos, y la iniciativa One Belt, One Road podría proporcionar un potencial alcista dependiendo de la escala y la velocidad de ejecución”, sostiene RBC Wealth Management.

La gestora indica que los riesgos geopolíticos siguen siendo un factor de apoyo de los precios del oro, pero la perspectiva de mayores tasas de interés en los Estados Unidos podría frenar el impulso.

Hay que indicar que ayer el director del Banco Central de Reserva, Miguel Palomino, sostuvo a El Comercio que el nivel en el que se sitúa el precio del cobre podría originar un nuevo ‘boom’ minero a partir del 2019.

TIPO DE CAMBIO Y BONOS
Por el lado de la moneda peruana, esta también tendría espacio para subir ligeramente este año, de disiparse el riesgo político.

Sobre este punto, Frank Babarczy, gerente de Mercados Globales del BBVA Continental, anota que la subida del precio de los commodities impulsaría la balanza comercial, aumentando la oferta de dólares en la economía. No obstante, el ejecutivo advierte que podría haber picos de volatilidad si se mantiene el ruido político.

“En el entorno local hay múltiples escenarios, porque hay bastante incertidumbre en el frente político”, manifiesta.

Respecto al mercado de bonos, si bien no pinta tan favorable por la subida de las tasas de interés que harían los bancos centrales de economías desarrolladas, tampoco sería un mal año para este mercado.

Gonzalo Seminario, gerente de Inversiones de Banca Privada de Seminario SAB, afirma que los mercados emergentes como el Perú continuarían siendo atractivos para invertir, debido a que los bonos tanto del Gobierno como de sus empresas continuarían rindiendo más que en las economías avanzadas.

En ese sentido, destacó que sigue siendo una oportunidad para las empresas locales salir a emitir deuda en el exterior, por el apetito que continúa despertando el país.

“El consenso dice que los bonos latinoamericanos debería rendir entre 4,7% y 6%, incluyendo cupón más cambio de precios, y los del Perú entre 4% y 4,5%”, subrayó.