Mónica Caloretti Egoávil, secretaria general de la Federación Regional Unificada de Trabajadores del Sector Salud (Ferutssa)

Una grave denuncia pública realizó Mónica Caloretti Egoávil, secretaria general de la Federación Regional Unificada de Trabajadores del Sector Salud (Ferutssa), quién manifestó que trabajadores del Gobierno Regional (Gorehco) habrían recibido la primera dosis de vacuna contra el COVID-19, el viernes último.

Según la sindicalista, la irregular vacunación fue denunciada en la Contraloría General de la República para que inicie la investigación. “El hospital materno infantil Carlos Showing Ferrari recibió 221 dosis para vacunar a 130 trabajadores. No sabemos el paradero de las 91 vacunas. El director de la Red Salud Huánuco no quiere darnos la lista de vacunados”, explicó Caloretti.

Sobre esta denuncia se le preguntó al gobernador Juan Alvarado Cornelio en la conferencia que brindó junto a Óscar Ugarte Ubilluz, ministro de Salud, pero el mandatario regional fuera de descartar la denuncia de Caloretti, evadió responder la interrogante formulada por el diario Ahora.

Calorett y Francisca Samaniego Ramos, dirigente del sindicato de trabajadores de la Dirección Regional de Salud, manifestaron que personal de seguridad de la empresa Obrainsa, entidad que construye el nuevo hospital Valdizán, le negaron ingresar a la reunión con Ugarte por mandato de Dery Dianderas Castro, gerente de Desarrollo Social del Gorehco.

“Sabemos que las vacunas están teniendo otro destino. Dianderas no quería que denunciemos estas cosas y otras irregularidades del sector Salud. Por eso, y con el poder político que hoy tiene, ordenó sacarnos para que Ugarte no se entere de la situación de Huánuco”, detalló Samaniego.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí