El líder y fundador de la agrupación terrorista Sendero Luminoso, Abimael Guzmán Reinoso, falleció a los 86 años a raíz de una “neumonía bilateral” mientras cumplía cadena perpetua en la Base Naval del Callao.

Así lo determina el protocolo de necropsia nº 326-21 de la morgue del Callao. El documento señala como causa de la muerte “agente patológico”.

Guzmán, señalado como el más grande genocida del país, presentaba una serie de problemas de salud desde el 19 de julio por las cuales fue atendido en la prisión de máxima seguridad.

Sin embargo, el ahora extinto cabecilla terrorista se había negado a ser transferido a un centro de salud, después de rechazar ingerir alimentos por algunos días.

De acuerdo con el Instituto Nacional Penitenciario de Perú, Abimael Guzmán perdió la vida a las 6.40 a. m. del sábado “debido a complicaciones en su estado de salud”.

Según el INPE, Guzmán falleció a las 6.40 a. m. Foto: La República
Según el INPE, Guzmán falleció a las 6.40 a. m. Foto: La República

Expertos en neumología dijeron que la neumonía bilateral se desarrolla cuando los patógenos (ya sean virus, bacterias u otros microorganismos) inflaman los pulmones.

“Estas neumonías bilaterales (inflamaciones) muy extensas, es lo que genera una insuficiencia. La neumonía es una infección respiratoria que afecta a los pulmones, que están formados por alvéolos que se llenan de aire al respirar. Los alvéolos de los pacientes de neumonía están llenos de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno”, explicó Julián Alva.

Traslado del cuerpo de Abimael Guzmán. Foto: John Reyes/La República
Traslado del cuerpo de Abimael Guzmán. Foto: John Reyes/La República

Policía en alerta máxima

Entre tanto, la Policía Nacional se encuentra en alerta máxima con la finalidad de prevenir alteraciones del orden público como movilizaciones, atentados, desmanes, pintas terroristas, entre otros por la muerte del fundador senderista.

Esta disposición fue confirmada por el general PNP Jorge Angulo Tejada, jefe de la región policial de Lima, a través de un oficio asignado a todos los jefes oficiales de las diferentes unidades.

“Los jefes de las Divisiones Policiales, jefes de las unidades especializadas y jefes de las unidades administrativas de la Región Policial Lima deberán permanecer en ALERTA ABSOLUTA a la recepción de la presente orden en prevención de posibles alteraciones del orden público (movilizaciones, protestas, desmanes, pintas, atentados y otros) con motivo del fallecimiento de Abimael Guzmán Reynoso, debiendo mantener al íntegro de su personal en alerta y presto a reaccionar de manera oportuna ante cualquier situación”, indica la orden telefónica nº 5434-2021.

En ese misma línea, el general Jorge Angulo precisó “que toda manifestación pública que respalde o enaltezca alguna agrupación terrorista es considerado delito de apología al terrorismo por lo que las personas que incurran en ello serán capturadas”.

La Policía está en alerta para prevenir cualquier acción terrorista, tras la muerte de Guzmán. Foto: John Reyes/La República
La Policía está en alerta para prevenir cualquier acción terrorista, tras la muerte de Guzmán. Foto: John Reyes/La República
Google search engine

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí