Una anciana de 80 años, natural del anexo Villamar del distrito de San Buenaventura, fue la primera víctima del COVID-19, en el distrito de Huacrachuco, provincia de Marañón. Se conoció que los familiares desconocían que la octogenaria tenía el virus.

La anciana ingresó al centro de salud de la zona el último jueves al mediodía, donde le tomaron la prueba rápida y dio positivo para COVID-19. El viernes por la tarde falleció, cuando los médicos coordinaban su traslado a Tingo María.

La longeva hoy será sepultada en una fosa común, cumpliendo con todos los protocolos de seguridad como el embolsado para evitar la propagación y contagio del virus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here