La empresa petrolera lamentó los hechos de violencia en sus instalaciones en Loreto en el que murieron al menos indígenas. Además informó que aguarda por los resultados de las investigaciones de la Fiscalía y la Policía Nacional.

La empresa operadora del Lote 95 en la región Loreto, PetroTal, lamentó «profundamente» las acciones de violencia registradas sus instalaciones que dejó muertos y heridos, en el distrito de Puinahua, provincia de Requena, región Loreto.

A través de un comunicado, la petrolera indicó que los hechos se registraron durante la madrugada de este domingo cuando un grupo de personas intentó tomar sus instalaciones en la zona de operaciones.

«Estos hechos de violencia han sido realizados por el mismo grupo de dirigentes que tomó la Estación 5 del Oleoducto Norperuano de Petroperu y que también habían amenazado con tomar nuestro lote», recordó Petrotal.

Además, la empresa afirmó que estas personas atacaron a sus trabajadores y a efectivos de la Policía Nacional.

«Estamos a la espera de los resultados de las investigaciones que está realizando la Fiscalía y la Policía Nacional para esclarecer los hechos», precisó.

PetroTal señaló que había reiniciado operaciones el pasado 1 de agosto en la provincia de Requena (Loreto), pero que ante lo acontecido se ha visto obligada a paralizar totalmente sus operaciones en el Lote 95.

«Esta medida no solo afecta a las casi 150 familias de trabajadores de la empresa, que para el próximo mes se esperaba llegaran a 350 operarios, incluyendo los muchos pobladores de nuestra zona de influencia, sino también a las poblaciones vecinas en las que se desarrollan nuestras actividades», dijo.

Asimismo, exhortó a los indígenas que protestan a deponer su medida de fuerza y solicitó «urgentemente» la participación del Ejecutivo para continuar con el proceso de diálogo abierto que permita resolver las reales necesidades de la población de la zona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here