La Contraloría advierte un nuevo problema en la anunciada compra hecha por Vizcarra al inicio de la cuarentena para la educación rural. ¿Qué se encontró?

La compra de tablets para la educación rural se está convirtiendo en un dolor de cabeza para la administración Vizcarra. Un informe de la Contraloría advierte que el Ministerio de Educación -responsable de la compra- no cuenta con las orientaciones pedagógicas ni con los contenidos aprobados a incluirse en las tabletas.

La pesquisa recuerda que en el marco del estado de emergencia, el 7 de junio se efectuó el requerimiento para la adquisición de 1′056,430 tabletas para dotar a los alumnos de nivel primaria, secundaria y docentes con herramientas tecnológicas que le permitan el cierre de brechas digitales de los estudiantes de la educación básica y de sus docentes en el ámbito rural y urbano de pobreza.

Este proceso se inició con la publicación -el 7 de junio- de la convocatoria en medios masivos y en la web del Minedu.

El 8 de junio se invitó a diversos proveedores del rubro a participar con la presentación de sus cotizaciones y se estableció como plazo de entrega el 11 de junio del 2020.

El 2 de julio la Dirección General de Educación Básica Alternativa informó sobre la estrategia pedagógica a utilizar para el uso de las tablets y la aprobación de los contenidos pedagógicos que se encontraba en plena redacción la que se proyectaba aprobar en quincena de julio del 2020.

No obstante, advierte la Contraloría que para dicha fecha -15 de julio- no se contaba con las orientaciones ni con los contenidos pedagógicos debidamente aprobados.

Posteriormente -refiere el reporte del ente fiscalizador- el 24 de julio con otro informe de la Dirección General de Educación Básica Alternativa al despacho viceministerial de Gestión Pedagógica dice que se encuentra a cargo de la elaboración y aprobación de las orientaciones pedagógicas, las que se prevé aprobar en los próximos días.

La aprobación de los contenidos -agrega el informe- se realizará una vez concluido el procedimiento técnico funcional por cada una de las direcciones pedagógica involucradas en el proceso.

Luego, el 30 de julio la Dirección General de Educación Básica Alternativa remite otro informe al despacho viceministerial de Gestión Pedagógica sobre las pruebas de funcionalidad de los recursos digitales, contenidos, experiencias de aprendizajes y actividades que conforman la propuesta pedagógica para su integración en las tablets, en la que concluye que “se ha firmado las actas de verificación de funcionalidad de los recursos digitales”.

Si bien, el 29 de julio, el Minedu emitió un comunicado en la que señala que se decidió no realizar el contrato con la empresa Topsale SAC, se menciona además, que el Minedu ya inició una nueva ruta de contratación, por lo que la aprobación de los contenidos y orientaciones pedagógicas se hace necesaria para evitar contratiempos y alargar los plazos de la futura contratación, alerta la Contraloría.

La necesidad de contar con los lineamientos y contenidos aprobados se pone en relieve cuando en las especificaciones técnicas para la adquisición de las tablets se establece que notificada la carta que comunica la decisión de contratación, el contratista tiene dos días calendarios para entregar 4 equipos en calidad de préstamo y la entidad deberá devolver en tres días calendarios estos equipos con las aplicaciones y contenidos pedagógicos validados para que sea precargados en cada uno de los equipos durante el proceso de fabricación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here