Dicha tasa pasaría del 20% en el 2019 a un 28% en el presente año, advirtió, y dijo que dicho nivel es comparable con lo observado hace una década.

El socio principal de Macroconsult, Elmer Cuba, compartió sus proyecciones y comentarios sobre la coyuntura económica ante una cuarentena más larga.

—¿Cuánto se mueven las proyecciones para el 2020 ante la nueva ampliación del confinamiento?

Con dos semanas más, ya tenemos una pérdida anual de 12% del PBI.

—En su opinión, desde un análisis integral, ¿se justificaba la extensión?

La cuarentena ha sido exitosa en su métrica. Todos muestran que el factor de contagio ha caído a niveles cercanos a uno. Pero ya vemos que hay fatiga en la población y sobre todo en las mypes. Formales e informales estarán dos meses sin ingresos. Ese segmento empresarial es el más frágil de todos porque no tiene activos. Casi casi paga sueldo con lo que vende.

—¿Quiénes sostienen hoy la economía peruana?

Todos los agentes hemos perdido ingresos. El tesoro público va a peder dos meses de recaudación y el MEF tendrá que financiarse. De hecho, se está financiando con ahorros del Perú. Las empresas, por su parte, deben endeudarse, y las familias están haciendo uso de su CTS y AFP. Dicho esto, las empresas y las familias son mucho más grandes que el MEF. Las empresas ponen el 6,5% del PBI en pagar sueldos sin vender, endeudándose mediante Reactiva Perú. Los hogares, un 5,1%, y el MEF, un 1,7%. Es el que menos plata ha puesto y es natural que sea así porque es el más chico. Lo que decimos es que [al momento del análisis] no se ve lo otro, que es mucho más grande.

—¿Cuántos empleos se habrían perdido hasta la fecha?

El grueso del desempleo se da en el sector formal. Más o menos entre 700 mil y 800 mil empleos perdidos.

—¿Con una tasa de PBI negativa y a doble dígito, cuántos puntos puede elevarse la tasa de pobreza para este año?

Tranquilamente, ocho puntos más de pobreza. El año pasado cerramos en 20%, ahora podemos cerrar en 28%. Cada dos semanas estimamos al alza, porque la cuarentena ha sido más larga de lo que pensamos. Estamos hablando de un informal o independiente que no tuvo ingresos por el 20% del año. Una familia que está en la línea de pobreza cae rápido por debajo de ella. El 28% es un número fuerte. Es lo que teníamos cerrando la década pasada.

—Usted ha sido crítico con el plan de reactivación gradual del Ejecutivo. ¿Qué mejoras se pueden aplicar?

Nadie es dueño de la verdad. El mismo Gobierno ve sus errores y se rectifica. Por ejemplo, esta norma de prohibir a los obesos –que era un error– iba a dejar fuera del mercado al 24% de peruanos. Ahora se ha corregido. Eso hubiera sido terrible porque además de ser víctima de coronavirus, hubiera quedado desempleado. Mi esperanza es que cambie, el plan es perfectible. El criterio debe ser que reanuden actividades las empresas que puedan garantizar un menor factor de contagio. No importa en qué parte del Perú queda. No debe ser por sectores, porque también afectas la cadena de suministros. Para producir bien, requieres insumos. Por sectores, puedes poner el insumo recién al final.

—Reactiva Perú se ha ampliado. ¿Se debería también ampliar el monto máximo de crédito al que pueden acceder las empresas?

No está contemplado eso. Por ahora será para las empresas que no hayan accedido. Cuando se limpie eso, cuando el BCR salga a subastar y no haya subasta, entonces se pensará en quienes ya la hayan tomado [créditos]. Y ese día está cercano.Proyecciones de MacroconsultProyecciones de Macroconsult

—El Congreso aprobó la suspensión del cobro de peajes. ¿Cuál será su efecto sobre el país?

Es muy negativo. Por décadas hemos tenido a los mejores operadores. Hemos traído a algunos de ellos, los hemos hecho invertir miles de millones para que estén 10 y 20 años. Y ahora les hemos cortado su único ingreso. No su principal ingreso, sino el único. Eso es grave porque es inconstitucional. Además da una señal terrible para la reactivación. En el 2021 ya no será un país creíble.

—Al 2021, ¿qué será clave para afianzar la recuperación?

Es complejo porque la inversión privada caerá entre 20% y 40% en un país recesado. Y eso sin tener en cuenta que será un año electoral. Eso hace que la inversión se resienta hasta el 2021. Por eso la reactivación del 2021 será plana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here