Cuando se difundió que otra empresa había ofrecido 16.16 soles por unidad, la proveedora PMI Médica comunicó al Ministerio de Salud que podía rebajar su producto que fue adquirido a un precio de 19.60.

La compañía PMI Médica contratada por el Ministerio de Salud para el abastecimiento de 1 millón de mascarillas descartables tipo N95, incumplió con entregar los productos requeridos de urgencia para proteger al personal de salud que combate la pandemia del nuevo coronavirus.

De acuerdo con el contrato suscrito por el organismo del Ministerio de Salud, el Centro de Abastecimiento de Recursos Estratégicos de Salud (CENARES), debió suministrar los productos el 8 de abril, pero al 16 del mismo mes la empresa PMI Médica todavía no honraba su compromiso contractual.

PMI Médica ofreció 1 millón 257 mil 900 mascarillas por 24 millones 654 mil 640 soles, a un costo unitario de 19.60 soles. Y aseguró que en 15 días proporcionaría un primer lote de 1 millón de ejemplares y en otros 15 días las 257 mil 900 unidades restantes.

El Minsa acaba de comunicar a La República que CENARES resolvió el contrato con PMI Médica por incumplimiento.

Fuera de fecha

Lo llamativo es que CENARES escogió la oferta de PMI Médica de las mascarillas tipo N95, a un precio superior respecto a otras propuestas del mismo producto, porque a diferencia del resto aseguraba el abastecimiento en el tiempo que lo exigían las autoridades del Ministerio de Salud para atender la situación de emergencia.

Según el informe del Órgano de Control Institucional (OCI) del CENARES, sobre el resultado del proceso de adquisición de las mascarillas descartables, el organismo que contrató a PMI Médica debe aplicar la penalidad por el incumplimiento del contrato.

“Mediante correo del 15 de abril, el referido producto a la fecha no ha ingresado a los almacenes del CENARES, no habiendo cumplido la empresa PMI Médica con el plazo estipulado en la orden de compra de 15 días calendario (…), habiendo vencido el plazo el 8 de abril”, concluye el OCI Del CENARES, dependiente de la Contraloría General de la República.

grupo larepublica

La proveedora peruana PMI Médica comunicó al CENARES que la fábrica china de las mascarillas tipo N95 informó que afrontaba serios problemas de producción porque el gobierno de su país había adoptado severas medidas para la exportación, lo que explicaba el retraso.

grupo larepublica

Razones de fondo

“Tal como nos informa el fabricante ubicado en China, Donggan Zhijie Automation Equipment, las causas surgidas la última semana se deben en parte a las denuncias internacionales surgidas por la exportación de productos para la salud defectuosos. Por lo que el Estado chino ha clausurado muchas fábricas de estos productos, dentro de los que se encuentran las mascarillas que no cumplen con los estándares adecuados y esto genera una presión directa sobre las fábricas normales que quedan”, informó PMI Médica al CENARES.

Otra de las causas mencionadas es que el Estado chino obliga a las empresas productoras a satisfacer los requerimientos de los estados de Europa que han suscrito acuerdos de gobierno a gobierno para que les suministren como prioridad artículos como las mascarillas.

Por lo que incluso PMI Médica no está en condiciones de garantizar cuándo llegará el embarque con las mascarillas tipo N95 compradas por el Ministerio de Salud por intermediación del CENARES.

“El contratista (PMI Médica) no otorga a nuestra entidad (CENARES) certeza respecto a la fecha en la que se efectuaría la primera entrega del producto mascarillas descartables tipo N95, teniendo presente que el plazo para realizar la primera entrega ha transcurrido en exceso”, informaron las autoridades del CENARES al OCI de dicho organismo.

Lo barato sale caro

El 17 de abril se le dio un plazo de 24 horas a la compañía PMI Médica para que cumpla con entregar el millón de mascarillas, de lo contrario el contrato sería resuelto y se iniciarían las acciones legales correspondientes por el perjuicio ocasionado.

Pero al cierre de edición, todavía no llegaban los productos que el Ministerio de Salud había adquirido con carácter de urgencia.

Una de las conclusiones del informe de la OCI del CENARES es que este organismo decidió escoger la oferta de PMI Médica “por el factor de oportunidad de adquisición”, pero lo cierto es que no se cumplió porque hasta el día de hoy la proveedora no ha suministrado los productos.

Sorprendentemente, en la misma investigación de la OCI de CENARES, se indica que cuando la Contraloría General de la República reportó que otra empresa china había ofrecido la misma mascarilla a un menor costo, PMI Médica comunicó que podía reducir el precio con el que le había vendido al Ministerio de Salud, añadiendo una mayor cantidad de unidades.

PMI comunicó a CENARES: “Que habiendo tomado conocimiento por medio de las redes sociales y diversos artículos de la supuesta situación en la que una empresa china habría ofertado en el mismo proceso las mencionadas mascarillas a un precio unitario de US$ 4.59 que equivale a 16.16 soles, precio unitario menor al que tiene la referida orden de compra, en tal sentido estamos dispuesto a incrementar la cantidad a entregar sin variar el monto total de la orden de compra, a fin de reducir el precio unitario de dichas mascarillas de 19.60 soles a 16.16 soles”.

grupo larepublica

Esto significa que al final lo que compró el CENARES del Ministerio de Salud salió caro, conforme el mismo informe de la OCI: “Se advierte que según lo comunicado por la empresa PMI Médica, el precio inicial ofertado pudo haber sido de 16.16 soles en lugar de 19.60 soles por cada mascarilla, y la cantidad total de 1 millón 257 mil 900 unidades a 1 millón 360 mil unidades”.

La penalidad que le correspondería pagar por incumplimiento a la proveedora PMI Médica sería de 2 millones 663 mil 336 soles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here