Swissôtel respondió a Paolo Guerrero mediante un comunicado luego de sus polémicas declaraciones en su llegada a Lima e indica que tomará medidas legales en su contra.

Paolo Guerrero arremetió contra Swissôtel en su llegada a suelo limeño y lo colocó como uno de los culpables de su ausencia en el Mundial de Rusia 2018. Sin embargo, hoy miércoles el hotel contestó al capitán de la Selección Peruana a través de un comunicado en donde deja entrever que tomará acciones legales.

La conocida empresa de alojamientos desmintió que se haya negado a colaborar con el atacante del Flamengo y que incluso respondió a todos sus requerimientos. Del mismo modo, afirma que los servicios prestados se hicieron bajo el estricto régimen de la Federación Peruana de Fútbol.

“Se respondió por escrito un cuestionario enviado por el jugador (Paolo), que nunca recogió y que entregamos a la FPF. Se proporcionó los nombres de todos los mozos y azafatas que atendieron a la Selección en el área restringida por la FPF, en la fecha pertinente y se le permitió entrevistar al personal de servicio que estimó conveniente, sin que el Sr. Guerrero pudiese indentificar a la personas que supuestamente le habría servido la infusión”, se lee en el escrito.

Swissôtel también recalcó que cuando los seleccionados se reúnen con sus familiares o amigos lo hacen fuera del lugar restringido por la Federación y que ahí los protocolos exigidos no se aplican. Además, señalan que hacen realizado una investigación interna. “El consumo dentro de la sala de visitantes es resposabilidad exlusiva de sus usuarios”, ponen en el texto.

“Swissôtel Lima se reserva el derecho de iniciar acciones legales, civiles y penales contra quienes vienen difamando y amenazando nuestra empresa, a sus colaboradores y a sus familiares”, concluyen.