Con el mexicano Raúl Jiménez desde los 70', Benfica se dejó remontar y cayó ante CSK Moscú por el Grupo A de la Champions League.

El CSKA de Moscú sorprendió este martes en el estadio de la Luz a un Benfica que no supo concretar sus oportunidades y acabó sufriendo una remontada (1-2) gracias a los goles del brasileño Vitinho, de penalti, y del joven ruso Zhamaletdinov.

Las ‘Águilas’ entraron con el pie izquierdo en la fase de grupos de la Champions League y, a pesar de que controlaron el partido en la primera parte, pecaron de poco agresivas y tuvieron problemas para superar a la defensa rusa.

Después del descanso, cuando por fin se pusieron por delante con un tanto del suizo Seferovic, un desafortunado penalti cambió el rumbo del encuentro y dio inicio a la rápida remontada del CSKA, que sale de Lisboa con una victoria inesperada que le coloca segundo en el grupo A, que lidera el Manchester United.

Los rusos entraron fuerte en el partido e intentaron desequilibrar al Benfica con dos acciones del joven mediocentro Golovin en los primeros cinco minutos para asustar a las “águilas”.

Un remate fallido del argentino Salvio a pase de Pizzi en el minuto 10 metió a los encarnados en el partido y les dio el control del juego, pero siguieron con dificultades para superar las líneas defensivas de los rusos, que se mostraron peligrosos al contraataque.

Golovin aprovechó las dudas de las “águilas” para volver a hacer de las suyas y estuvo muy cerca de adelantar a su equipo en el marcador con un remate frontal en el 30 que no entró en la portería por unos centímetros.

La ocasión más clara del Benfica llegó apenas minutos después de los pies del defensa español Álex Grimaldo, que volvía a los terrenos de juego tras una lesión que esta temporada sólo le había dejado disputar la Supercopa de Portugal.

Fuente: EFE

 

DEJA UNA RESPUESTA