El mejor jugador de Rusia 2018 se quedó sin la medalla de oro

Los futbolistas y el seleccionador croatas regresarán de Rusia 2018 como héroes nacionales. Además, Luka Modric volverá a casa con el Balón de Oro adidas en la maleta tras completar un torneo sensacional.

“Me siento orgulloso”, declaraba el centrocampista. “También me gustaría dar las gracias a todos mis compañeros, porque sin su ayuda no habría podido ganar este premio”.

“Estuvimos tan cerca de ganar la Copa Mundial…”, añadía. “Y seguro que le daremos vueltas a esto durante mucho tiempo, pero podemos estar orgullosos. Reconforta mucho ver el apoyo de la hinchada al final del partido. Sabemos que hemos hecho algo grande aquí. Sin embargo, cuando te quedas tan cerca, cuesta digerirlo”.

Modric, con muchos motivos para sentirse orgulloso —tanto por sus extraordinarias actuaciones personales en Rusia como por el formidable torneo que ha firmado su selección—, recordaba afligido su derrota por 4-2 a manos de Francia en la final.

Luchamos de manera heroica. Lo hicimos todo para ganar, pero no tuvimos suerte. Fuimos mejores durante casi todo el partido, pero unos goles desafortunados nos costaron muy caros y sirvieron a Francia para adelantarse en el marcador”.

El seleccionador Zlatko Dalic subrayó las palabras de Modric, y se mostró elegante en sus elogios a Francia y generoso al reconocer el esfuerzo titánico de sus hombres.

“Felicito a Francia por el título conseguido”, dijo Dalic. “Y también he de felicitar a mis futbolistas. El de hoy ha sido quizá el mejor partido que hemos jugado en este torneo. Controlamos el encuentro, pero cuando te enfrentas a un equipo tan potente como Francia, no puedes cometer errores. Estamos un poco tristes, pero también debemos sentirnos orgullosos por lo que hemos hecho”.

Nadie tenía más motivos para sentirse orgulloso que Modric, por supuesto, y Dalic se apresuró a felicitar también a su centrocampista estrella, que sigue así los pasos de Lionel Messi, Zinédine Zidane y Diego Armando Maradona como ganador del Balón de Oro en una Copa Mundial.

“Nos alegramos mucho de que Luka haya ganado el Balón de Oro, se lo merecía”, subrayó Dalic. “Ha jugado un torneo magnífico”.

Y lo mismo podría decirse de los jugadores de la selección croata, a los que seguro recibirán como héroes en su país. Modric cree que la expedición de los Vatreni al completo puede irse de Rusia con la cabeza bien alta, además de con unas vivencias que recordarán el resto de sus vidas.

“Podemos sentirnos orgullosos de lo que hicimos en este torneo”, apuntó. “Jugamos muy bien. La verdad es que ha sido un gran torneo para Croacia“.