Los jugadores de Melgar llegaron mentalizados en ganar todo este año y ser protagonista en la Copa Libertadores. La mayoría de integrantes del plantel rojinegro arribó ayer cerca de las diez de la noche a Arequipa. De esa manera, el equipo dominó quedó listo para pasar hoy los rigurosos exámenes médicos.

Los refuerzos rojinegros Joao Villamarín, Hideyoshi Arakaki, Jean Pierre Fuentes pisaron suelo arequipeño y de inmediato recibieron el cariño de la gente.

Villamarín dijo sentirse complacido con el recibimiento y prometió convertirse en la carta gol del equipo dominó. El delantero fue el primero en darle el sí a Melgar este año.

Por su parte, el juvenil Hideyoshi Arakaki prometió consolidarse como jugador y anclar en el cuadro titular. “Vengo a un club que está luchando siempre arriba y con mi trabajo quiero ganarme el puesto”, dijo el volante de 19 años.

Los únicos que no llegaron fueron el argentino Emmanuel Biancucci y el juvenil Jhon Joyo.

Joyo, de 18 años, es una de la últimas contrataciones de Melgar. El volante fue tomado en cuenta por su desempeño en la Copa Perú de 2017.

Fue el mismo jugador quien confirmó su contratación. Publicó en las redes sociales una foto donde se le ve firmando un documento junto a Gustavo Vivanco, jefe de equipo de Melgar.