La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, acudió esta tarde a la misa que el papa Francisco brindó en la base aérea de Las Palmas, en Surco. La ex candidata presidencial estuvo acompañada por su esposo, Mark Vito, y sus dos hijas así como por algunos congresistas de Fuerza Popular.

Minutos antes de que el avión que traslada al Sumo Pontífice partiera, Fujimori Higuchi indicó que su visita fue “muy inspiradora”.

Por medio de su cuenta de Twitter, la también ex congresista le agradeció al Papa por haber tomado en cuenta al Perú para su gira por la región.

Al cierre de su visita por Chile y Perú, el papa Francisco advirtió que América Latina está inmersa en una profunda crisis de corrupción, con una política “muy enferma” en la mayoría de los países de la región.

Durante un diálogo con obispos peruanos, hizo mención a la constructora brasileña Odebrecht, que ha admitido el pago de sobornos, como un ejemplo de la avaricia que se desató en toda esta parte del continente americano.

“Creo que la política está en crisis, muy en crisis, en América Latina por corrupción”, afirmó. “Hoy podemos hablar que gran parte de Latinoamérica sufre en su política una gran decadencia debido en parte a la corrupción. El caso Odebrecht es simplemente una anécdota chiquita”.

En este contexto, preguntó: “¿Qué le pasa a Perú que cada vez que sale un presidente lo meten preso? (Ollanta) Humala está preso, (Alejandro) Toledo está preso (prófugo de la justicia en Estados Unidos), (Alberto) Fujimori estuvo preso, Alan García cuestionado; y presos con rabia ¿no? El sistema llama la atención”.

El Papa ha hablado sobre corrupción durante viajes anteriores a América Latina. En Paraguay, en 2015, llamó a la corrupción “la peste, es la gangrena de la sociedad”.