El desierto, inigualable postal del Rally Dakar, suscita tanta fascinación como dolores de cabeza entre los participantes de la edición 2018 de la competencia, que pasarán cuatro días en las arenas de Perú, hasta este miércoles.

Este domingo se disputó la segunda etapa Pisco-Pisco, que contó con más 250 kilómetros cronometrados.

 

El francés Cyril Despres conquistó el domingo la segunda etapa del Rally Dakar Sudamérica y se apoderó de la punta en la clasificación general.

A bordo de su Peugeot, Despres logró un tiempo de dos horas, 56 minutos y 51 minutos durante la etapa de 267 kilómetros (194 millas), entre Lima y Pisco, Perú. El piloto, quien fue tercero en el rally del año pasado, finalizó delante de dos compatriotas, con una ventaja de 48 segundos respecto de Stephen Peterhansel y una de 3:08 encima de Sebastien Loeb.

El catarí Nasser Al-Attiyah, quien ganó la primera etapa, quedó casi 15 minutos detrás del líder, en el quinto puesto. Despres encabeza la general por 27 segundos respecto de Peterhansel.

La carrera del domingo, realizada en una zona de dunas, estuvo marcada por una serie de accidentes, incluido uno que afectó al estadounidense Bryce Menzies. El piloto de Mini resultó ileso en la colisión.

LA PREVIA:

La 40° edición del Rally Dakar, la 10° en terreno sudamericano, lanzó hoy su segunda etapa de la competencia en la que los pilotos deberán atravesar la ciudad de Piscomediante un enlace de 12 kilómetros y 267 de recorrido cronometrado.

Los primeros en salir fueron los autos, a las 6 de la mañana, con el qatarí Nasser Al Attiyah, ganador ayer de la primera etapa a bordo de su su Toyota.

A continuación lo harán motos (ayer ganó el británico Sam Sunderland con el equipo Red Bull KTM) y cuatriciclos (el sábado triunfó el chileno Ignacio Casale), y por último los camiones (los líderes de la general tras la victoria en la primera etapa son los checoslovacos Ales Loprais y Lukas Janda, y el español Ferran Marco Alcayna, integrantes del equipo Instaforex Loprais Team).

 

El australiano Toby Price, a bordo de su KTM (AP Photo/Ricardo Mazalan)
El australiano Toby Price, a bordo de su KTM (AP Photo/Ricardo Mazalan)

Pisco, orgullo peruano

Mundialmente conocida por compartir el nombre con la bebida bandera del Perú, Pisco es una de las cinco provincias que conforman el Departamento de Ica, al sur de Lima. De esta ciudad deriva el nombre del aguardiente más famoso de América y uno de los mayores orgullos peruanos.

Los aromas de Pisco son el perfume del Perú; en las tierras de esta provincia se cosechan las “uvas pisqueras”, distinguidas por su fragancia única que conjuga a la perfección con los sabores preferidos por los sumilleres europeos, por lo que recorrer sus viñas se convierte en una aventura obligada. Pisco también es un homenaje a la herencia precolombina, ya que su nombre proviene del término quechua Pisscu, que significa “ave”. De esta forma, su nombre evoca a la gran diversidad de aves del sur peruano, entre las que destacan las parihuanas, el huerequeque, el zarcillo y el cóndor.

Desierto de Ica, Perú

Desierto de Ica, Perú

En las tierras de este soleado valle -que ocupa la mayor porción del litoral costero de la región Ica- sobresalen los deslumbrantes accidentes costeros de la península de Paracas y las bahías de Paracas e Independencia; lugares donde se encuentra la Reserva Nacional de Paracas. En este mágico lugar, el matrimonio entre el desierto y el mar concibió una muestra representativa de los ecosistemas marinos del mar frío de la Corriente Peruana, considerado como la más productiva de la Tierra. Además, gracias a esta unión se mantienen los ambientes utilizados por una amplia variedad de especies migratorias para su alimentación y refugio durante sus largas travesías.

Pisco es la mezcla perfecta de aventura y relax. Un desierto sorprendente con playas, valles e increíbles accidentes geográficos que forman monumentales obras de arte naturales. Por sus dunas fluye el encanto de un desierto deslumbrante y al borde del mar, la rutina le da paso a la aventura, convirtiendo en arena y adrenalina todo aquello que ya no sorprende.