El exceso de ejercicio provoca que sus músculos se ‘devoren’ a sí mismos

0
89

El exceso de ejercicio ha provocado que una mujer de Sandhurst (Reino Unido) sufriera una enfermedad potencialmente mortal en la que sus músculos comenzaron a ‘devorarse’ a sí mismos, informa el periódico Daily Mail.

Una jornada del pasado septiembre, Amelia Burns regresó a casa tras su sesión diaria en el gimnasio, sus brazos aumentaron de su tamaño de manera considerable y se desmayó. “Me parecía a Popeye”, se lamenta esta mujer.

Esa extraña inflamación continuó durante dos días, impedía que ni siquiera pudiera levantar las manos por encima de su cabeza y provocó que “nunca” se hubiera sentido “tan mal” en su vida.

Finalmente, Burns fue hospitalizada y diagnosticada con rabdomiolisis, una afección que provoca que el tejido muscular se descomponga, fluya por el torrente sanguíneo y pueda causar la muerte.

Amelia Burns prosigue su recuperación, pero no puede realizar las mismas sesiones físicas debido a que “todavía no tengo la energía que solía” y eso “me da mucho miedo”.