En un juego donde el azar tiene una parte importante, los peruanos tienen dos cartas en las cuales colocar sus fichas. El Dakar 2018 parte en Lima este sábado y el team nacional irá con todo a dejar la bicolor en alto en una carrera por demás compleja.

Con el desierto local a favor en las primeras etapas, los peruanos buscan empezar con buen pie y encarar la carrera con autoridad. Cada una de las 21 tripulaciones puede hacerlo por la capacidad y conocimiento del terreno, pero hay dos en especial que saldrán directamente a competir en busca de los puestos de adelante.

—Por los top—

Su puesto 12 en coches en el Dakar pasado –la mejor posición de un latinoamericano en esa edición– convierte a Nicolás Fuchs en un as en la mano del equipo peruano. Ahora como piloto oficial de la firma alemana Borgward, el nacional espera seguir en ascenso. “No tenía pensado tener un resultado de punta, pero vimos que podíamos pelear”, asegura sobre su debut. Casi sin kilómetros recorridos en cross country se aventuró y su apuesta le salió redonda.

“Ahora vamos con la misma estrategia, ir de menos a más porque tenemos poca experiencia frente a los demás pilotos peruanos, pero el objetivo es quedar entre los 10 primeros”, reconoce.

Con la logística del equipo holandés Wevers Sports, con quienes hizo el Mundial WRC2 y el Dakar pasado, y con su compañero y amigo Fernando Mussano como copiloto, Nico apunta a puestos top. Su vehículo llegó la semana pasada a Lima en la embarcación que partió desde Le Havre y ya ha tenido pruebas con él. Algunos ajustes necesarios y quedó listo para pelear por estar adelante. Condiciones tiene, el apoyo también.

—Quiere otro podio—

Conocido ya como un guerrero dentro del Dakar, Alexis Hernández sabe que puede ir más allá de luchar: también puede competir entre los mejores en cuatrimotos. Ya lo demostró en el 2016 al pelear entre los primeros lugares. Ganó una etapa, entre Jujuy y Uyuni, y acabó octavo en la clasificación.

Si sus credenciales en el Dakar hablan bien de él, lo que hizo el año pasado en el Mundial de Cross Country lo motiva más. Terminó en la tercera ubicación de quads. Un podio en una exigente competencia.
“Voy con el claro objetivo de estar en el top 5. Va a ser muy importante aprovechar el conocimiento que tenemos de las etapas en Perú. Sin embargo, nadie sabe hasta el día de la carrera con qué se puede encontrar uno”, asegura.

Ha corrido en lugares como Qatar, Italia, Marruecos, pero sabe que el Dakar es único en su especie y que cada etapa debe ser encarada con total precaución, donde se tiene que acelerar y frenar cuando sea necesario.

Otros nombres a considerar en autos son los de Diego Weber que con sus 10 títulos nacionales de cross country es uno de los máximos exponentes nacionales. Además, están Pancho León con la experiencia de Alta Ruta 4×4, Tato Heinrich en motos y Juan Carlos Uribe en UTV.

El team peruano se ha llenado de motivación para encarar esta prueba. Los nacionales parten en casa y quieren regresar triunfantes.